News

Migrante salvadoreña habla de su situación tras denunciar abuso sexual en centro de ICE en Texas

h12-laura-monterrosa.jpg

Originally published by La Opinion

Durante al menos tres meses, Laura Yoridet Monterrosa Flores, salvadoreña, de 23 años de edad, sin familia en los Estados Unidos, ha estado denunciando el abuso sexual del que afirma haber sido objeto por parte de una mujer guardia en el Centro Residencial Don Hutto, en Taylor, Texas.

Desde mayo está detenida allí, luego de ser arrestada por venir sin papeles a este país, peleando un caso de asilo que a estas alturas está en apelación frente a la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA).

Sus acusaciones de abuso sexual comenzaron a ser investigadas por el Buró Federal de Investigaciones en diciembre. Sin embargo, Laura sigue detenida, y durante meses, la guardia que supuestamente la agredió siguió trabajando  en el área que Laura frecuentaba.

“ICE se ha rehusado a ejercer su discreción de liberarla”, dijo Bethany Carson, una activista del group Grassroots Leadership. Un juez le negó fianza y luego su caso de asilo, que está en apelaciones.

Meses después de su denuncia, Laura sigue en Don Hutto, su salud física y mental se ha deteriorado y ha intentado suicidarse al menos una vez. La Opinión ha entrevistado dos veces a Laura telefónicamente, una vez en enero y la más reciente el miércoles 21 de febrero.

“Me siento totalmente destrozada”, dijo Laura en la primera entrevista. “La paga que recibí de ellos (en Don Hutto) por haber hablado fue algo muy fuerte. Por lo que sé de aquí es algo muy conocido no tanto el abuso sexual de las detenidas sino  abuso físico, humillaciones y discriminaciones”.

La Opinión grabó la segunda entrevista y puede escucharla a continuación en su totalidad. La transcripción de la misma está al final de la nota.

En esta ocasión, durante la segunda entrevista, Laura pasó buena parte del tiempo sollozando y diciendo que se sentía entre la espada y la pared.

” Me siento horrible, me siento aislada sin apoyo”, dijo. Al preguntarle si prefería regresar a El Salvador o quedarse en Don Hutto, dijo que ninguna de las dos opciones era una salida.

“Tengo miedo de estar en los dos lugares. No tengo una salida estoy contra la pared, no tengo nada”.

 

Laura contó que tiene una hija de 6 años producto de una violación por parte de un tío, y que su tía y abuela “me prostituían cuando era apenas una niña”.

“Vine aquí por pedir asilo, apoyo y seguridad. Dejé a mi baby con mi hermano y mi cuñada, pero tenía miedo de que les hicieran daño por mi culpa, por eso me fui, buscando ayuda”.

 La denuncia de Laura

Bethany Carson, una activista del group Grassroots Leadership, dijo que en octubre pasado, Laura estaba considerando denunciar públicamente su caso, cuando alguien hizo una llamada anónima al centro de detención privado denunciando haber visto el abuso contra la muchacha.

“Al parecer fue alguien que trabajó allí y lo presenció”, dijo Bethany. “Luego ella escribió una cartaen la que contó el abuso y nos la dio para que se publicara. Sin embargo cuando la cuestionaron, las preguntas eran, ¿por qué no dijiste algo antes? ¿Quién te dijo que escribieras la carta?”

En la carta, Laura cuenta que una de las guardias del lugar la estuvo acosando “y obligando a tener una relación no querida por mi persona, tenía que hacer lo que ella quería….”

Aquí algunos fragmentos de la carta manuscrita de Laura:

Sin más información sobre su denuncia, Laura está viviendo una pesadilla, según cuenta. Su denuncia, afirma, le valió represalias dentro de la cárcel, reportes disciplinarios, amenazas, encierro en un cuarto frio que ella llama celda de asilamiento y que portavoces de ICE dicen que no existe.

En medio de todo, Laura ha intentado al menos una vez quitarse la vida. .Lo intentó el pasado 12 de enero ingiriendo 50 pastillas de Tylenol que le habían dejado durante una visita al dispensario médico.

En los últimos dos días, los administradores de Don Hutto han prohibido la visita de activistas, que estaban acudiendo a verla por docenas e impedido el acceso a Laura de parte de Greg Casar, concejal de la ciudad de Austin.

“Estamos preocupados porque no nos permiten verla y porque tememos que ella tiene otro plan para suicidarse”, dijo Mohammed Abdollahi, otro activista de Grassroots Leadership que ayuda a coordinar las visitas y la comunicación de Laura con el mundo exterior.

La versión de la Agencia de Inmigración y Aduanas, en voz de su portavoz Nina Pruneda, es que ofrecieron transferir a Laura a otro centro de detención en más de una ocasión, luego que ella denunció el abuso.

“Tendrías que preguntarle a ella por qué no aceptó”, dijo Pruneda. “En relación a lo otro, a la investigación, eso no voy a tocarlo eso es para otra agencia del gobierno”.

Laura señala que no quiso ser transferida porque “creo que lo hacían para deshacerse de mí y no investigar nada..”. Claudia Muñoz, una activista de Grassroots, dijo que Laura no tiene familia en Estados Unidos y que su único grupo de apoyo eran ellos.

El FBI mantiene hermetismo sobre la pregunta investigación. ICE sostiene que Laura no fue puesta en una celda de aislamiento, como ella alega porque “en ese centro no hay tales celdas”.

Los activistas responden que tanto Laura como otras dos mujeres que ya han sido liberadas, fueron ocasionalmente encerradas en cuartos que están cerca del área de recepción, cuartos pequeños y con temperaturas muy bajas.

“Las detenidas lo llaman el cuarto frio o helado“, dijo Abdollahi.

Esta semana, un grupo de la comunidad del condado de Williamson, donde está el centro de detención, pidió a los comisionados que intervinieran en el caso e investigaran el abuso sexual dentro de Don Hutto.

Entretanto, el abuso sexual es un secreto a voces en los centros de detención de inmigrantes que no han logrado tener un equivalente al “Me too” que está logrando reivindicar a mujeres de otros mundos, como el de Hollywood.

Entre 2010 y 2016, la oficina del inspector general de DHS recibió más de 33,000 quejas de abuso sexual o físico contra agencias de ese departamento. Entre las agencias, la que fue objeto de mayor número de acusaciones fue ICE (más de 15,000 quejas).

De esas, sólo 247 fueron investigadas, cifra que 70 congresistas usaron en una carta a finales del año pasado para pedir que el gobierno emprendiera cambios y una investigación a fondo.

Me llamo Laura Monterrosa FLores, salvadoreña 23 años estoy detenida en Taylor, Texas por casi 10 meses.

Tu viniste a Estados Unidos buscando…¿qué venías buscando?

Vine a este país buscando apoyo, ayuda y seguridad.

Cuando tu y yo hablamos hace unas semanas me contaste que habías tenido problemas, o sido objeto de abuso sexual por parte de una guardia de Don Hutto de Texas.  Cuéntame un poco lo que pasó.

Cuando llegue a este centro de detención, llena de esperanza llena de ilusiones…porque esperaba encontrar seguridad. Y comencé una amistad como cualquier persona con una guardia y esa guardia se aprovechó de eso, de la necesidad que tenía, el miedo y comenzó a abusar sexualmente de mi persona durante muchos meses.

Cuando decidí poner la denuncia inmigración no creyó en mí, comenzaron a tratar me muy mal, comenzó la represalia, a hacerme reportes (disciplinarios), ahora han suspendido las visitas de la organización que me estaba ayudando.

Tu reportaste el abuso a personas de una organización que visitaban a los presos, ¿verdad?

Si

A partir de eso se reporto una investigación del FBI, ¿te entrevistaron?

Si, vinieron a verme una vez a entrevistarme.

¿Y hasta ahora no ha pasado nada con eso que tu sepas?  

No, no ha pasado nada.

Laura, que represalias han tenido contigo, ¿qué es lo que ha pasado?

Me han encerrado en un cuarto de aislamiento por mucho tiempo tratando de ….. (ininteligible), mientras pongo más quejas es peor para mí. Ese cuarto es horrible y depresivo.

Como es el cuarto porque ellos (las autoridades) niegan que hay aislamiento en ese lugar

Es un cuarto de dos metros y medio o tres de largo, hay un mal olor horrible, hay mucho frío, está al lado de recibimiento de ….(ininteligible).

¿Y te tuvieron allí encerrada por cuánto tiempo?

La primera vez me dejaron allí por 50 horas y la segunda por 60 horas.

Puedo escuchar que estás muy agobiada, muy angustiada

Ese cuarto es…lo peor del mundo.

Te hace sentir muy mal estar allí encerrada

Uno se siente como que está pasando todo de nuevo, viviendo todo.

¿Todo lo que te ha pasado en el centro o todo lo que te pasó en El Salvador cuando eras pequeña?

Todo en mi país, todo lo que me pasó aquí

Tu fuiste abusada por tu familia ¿no?

Si fui abusada, sufrí trata de personas, fui parte de prostitución infantil

Lo siento Laura

Y ahora están …de la organización no los dejan entrar

¿Desde cuando no los dejan entrar?

Desde ayer..no dejaron entrar a Gregorio Casar (concejal de Austin)

Si, lo ví, lo puso en Twitter..entonces Laura, al no dejar entrar a los visitantes te sientes más sola ¿no?

Me siento horrible, me siento aislada sin apoyo.

Las autoridades dicen que te ofrecieron cambiarte de centro y que no quisiste

Si, me ofrecieron eso pero para no hacer justicia.

¿Para que no lo reportaras o como lo interpretas tu?

Eso lo tomé como para que (ininteligible) ..porque sabían que yo estaba hablando…porque sabían que yo …. todo lo que estaba pasando en ese lugar.

Tu no eres la única, tu has visto otras personas siendo tratadas así no?

Las mujeres, debido a la necesidad que tienen, piensan que van a conseguir algo, hacen cualquier cosa.

Vienen desesperadas

Si

Me comentaban los de la organización que te han visitado que estabas pensando en dejar tu solicitud (de asilo), que estás bajo mucha presión.

Si, tengo miedo.

Es más miedo regresar a El Salvador o estar allí

Tengo miedo de estar en los dos lugares. No tengo una salida estoy contra la pared, no tengo nada. Ahora solo cuento con el apoyo de otras mujeres de la comunidad.

¿Adentro?

Si…

¿Se apoyan allá adentro las mujeres?

Ellas no se pueden acercar a mí…las amenazan

Piensas que te están queriendo aislar del resto?

Si, me están queriendo aislar.

¿La persona que te abusó todavía está allí?

No la he visto.

¿Qué piensas, vas a seguir allí, o no sabes?

No lo sé, no lo sé. No tengo nada. (Solloza)

¿Qué piensas, vas a seguir allí, o no sabes?

No lo sé, no lo sé. No tengo nada. (Solloza)

 

Read more: https://laopinion.com/2018/02/21/migrante-salvadorena-habla-de-su-situacion-tras-denunciar-abuso-sexual-en-centro-de-ice-en-texas/

Leave a Reply