News

“Soy una científica indocumentada que persigue su sueño”

everlyn2

Originally published by La Opinion

Evelyn Valdez-Ward es una científica indocumentada cuyo sueño de terminar un doctorado en biología y ecología depende en gran medida de su futura situación legal.

El anunciado fin de DACA, el programa temporal para jóvenes inmigrantes, la llena de incertidumbre.

“No sé qué es lo que me espera cuando termine DACA”, dice Valdez-Ward. “¿Podré terminar mi doctorado? Cada día pienso que puede ser mi último día como estudiante”.

La joven, que vino de México con sus padres a los seis meses de edad,  ha contado su historia públicamente y tiene el apoyo de líderes de la comunidad científica. Un artículo suyo describiendo su experiencia personal, está siendo publicado esta semana en la revista Science, una publicación especializada de esa comunidad.

Valdez estudia su doctorado en la Universidad de California, Irvine, pero la falta de un estatus permanenteha complicado su posibilidad de obtener becas y posiciones de investigación, y su carrera a largo plazo, dijo este jueves.

Lizbeth Boroughs representa a 62 universidades de investigación científica que se agrupan en la Asociación Nacional de Universidades Americanas (AAAS) y explicó por qué  han tomado una postura pública fuerte en favor de leyes como el Dream Act, que resuelvan la situación legal de estos jóvenes.

“Las universidades que hacen investigación científica en Estados Unidos están interesadas en tener en sus instituciones a las personas más brillantes y talentosas, sean quienes sean y hayan nacido donde hayan nacido“, dijo Boroughts. “Esto es lo que permite que seamos competitivos en el mundo científico”.

Las agrupaciones universitarias están abogando en favor de una ley que legalice a los jóvenes “Dreamers” como Valdez. En marzo, AAAS fue parte de una carta al Congreso por parte de 500 colegios y universidades en contra del fin de DACA y en favor de una solución permanente.

La Asociación Americana para el Avance de la Ciencia se ha unido también en apoyo a una solución, que depende actualmente del Congreso de Estados Unidos y del Presidente Donald Trump.

Entre los más de 800,000 beneficiarios de DACA y otros jóvenes que siguen indocumentados, hay también muchos “científicos, ingenieros, doctores y empresarios“, dijo Rush Holt, CEO de dicha asociación y uno de los pocos científicos que también han sido miembros del Congreso.

En un comunicado, Holt dijo que las políticas migratorias del país “tienen un profundo efecto en los intereses científicos, económicos y humanitarios  del país”.

“Debemos perseguir una política que avance la prosperidad y la innovación y que siga fiel a los objetivos que ayudaron a fundar a este país, que son los de buscar y aceptar las contribuciones de todos para construir una mejor sociedad”, dijo Holt.

Raed more: laopinion.com/2017/12/07/soy-una-cientifica-indocumentada-que-persigue-su-sueno/

Leave a Reply