News

Así sería el examen que tendría que tomar bajo el ‘Raise Act’ para poder emigrar a Estados Unidos

Originally published by Mundo Hispanico

El presidente Donald Trump anunció que respaldaba un proyecto de ley que reduciría a la mitad la inmigración legal al país a lo largo de la próxima década, y eliminaría el concurso anual internacional por el que el Gobierno sortea permisos de residencia, conocido como la ‘Lotería de Visas’.

Lo hizo con una amplia sonrisa, en la ‘Habitación Roosevelt’ de la Casa Blanca y en presencia de los dos senadores republicanos que impulsan la iniciativa. Uno de ellos, representante por el estado de Georgia, David Perdue, y el otro, por el estado de Arkansas, Tom Cotton.

Ambos catalogaron el proyecto, que empezaron a trabajar en el mes de febrero, como ‘The Raise Act: Reforming American Immigration for a Strong Economy’. La medida aún debe pasar primero por el Senado y la Cámara de Representantes.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que la propuesta crearía un sistema fundamentado en la capacitación para volver a Estados Unidos más competitivo, elevaría los salarios y crearía empleos.

En palabras más simples, la medida busca frenar la inmigración con base en lazos familiares y darle paso a la legalización basada en méritos, dependiendo de los estudios que tenga la persona o el idioma, entre otras cosas.

Pero, además del idioma y los estudios, ¿qué otros requisitos serían necesarios para calificar y poder emigrar a Estados Unidos legalmente? Según el proyecto de ley, el cuestionario luciría más o menos así:

TE PUEDE INTERESAR: Un día en la corte de Inmigración (CRÓNICA)

Atención: necesita acumular por lo menos 30 puntos para ser elegible y migrar al país:

_1. ¿Cuantos años tiene?

0-18 años (o puntos)

18-21 años (6 puntos)

22-25 años (8 puntos)

26-30 años (10 puntos)

31-35 años (8 puntos)

36-40 años (6 puntos)

41-45 años (4 puntos)

46-50 años (2 puntos)

Más de 50 años (0 puntos)

_2. ¿Cuál es tu nivel más alto de educación?

No tiene diploma de escuela secundaria (0 puntos)

Diploma de escuela secundaria o equivalente extranjero (1 punto)

Licenciatura o BA extranjero (5 puntos)

Licenciatura o BA de Estados Unidos (6 puntos)

Maestría o MA extranjero en ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas (7 puntos)

Máster o MA en ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas en Estados Unidos (8 puntos)

Diploma profesional extranjero o doctorado en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas (10 puntos)

U.S. graduado profesional o doctorado en ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas (13 puntos)

_3. ¿Cuál es tu habilidad en inglés?

Pobre (0 puntos)

Moderado (6 puntos)

Bueno (10 puntos)

Excelente (11 puntos)

Fluido (12 puntos)

_4. ¿Tienes una oferta de trabajo?

No (0 puntos)

Si, con un salario inferior a $77,900 (0 puntos)

Si, con un salario de al menos $77,900 (5 puntos)

Si, con un salario de al menos $103,900 (8 puntos)

Si, con un salario de al menos $155,800 (13 puntos)

_5. ¿Tienes un Premio Nobel o un premio internacional importante?

Sí (25 puntos)

No (0 puntos)

_6. ¿Has ganado una medalla olímpica en los últimos ocho años?

Sí (15 puntos)

No (0 puntos)

_7. ¿Planifica invertir en Estados Unidos?

No (0 puntos)

Sí, menos $1.35 millones con moneda extranjera equivalente pero de esas edad (0 puntos)

Sí, entre $1.35 millones y $1.8 millones en una nueva empresa comercial (6 puntos)

Sí, $1.8 millones en una nueva empresa comercial (12 puntos)

Para mayor comprensión, algunas preguntas se simplificaron según lo que aparece en el texto del proyecto de ley. Por ejemplo, la legislación propone una prueba de inglés, con puntos asignados en función del desempeño del solicitante. En cambio, esta prueba creó categorías que clasifican la habilidad en inglés. La pregunta sobre los salarios y los empleos tomó el texto original de la ley con respecto a “150% de la renta mediana” y calculó los salarios reales basados ​​en el ingreso mediano de los hogares de EE.UU. de $51,939 en el 2014. Puede encontrar el proyecto de ley completo haciendo click aquí.

Algunos senadores lo calificaron como una locura mientras que otros como discriminación.

En Georgia, líderes en distintos sectores también se pronunciaron sobre la medida.

“Es muy temprano para hacer proyecciones y saber qué pasara con esta propuesta. Pero definitivamente, va en contra de la historia y lo que ha sido la migración en el país. Hace falta tomar más en cuenta todas las necesidad de la economía del país y los principios fundamentales de lo que es la unidad familiar”, dijo Brenda López, representante demócrata por el distrito 99 de Norcross.

Para Belisa Urbina, directora de la organización Ser Familia, una entidad que busca ayudar a las familias latinas que viven en Georgia, se trata de una idea que abona al ambiente de ansiedad y temor.

“Me preocupa cómo nuestras familias se van a impactar. (Recordemos que) las familias pueden ser pedidas, y ahora (si se hace realidad), no sabemos cómo va a impactar a esa familias que están en proceso de pedida. De nuevo, esto crea desasosiego en nuestra gente”, destacó Urbina.

En cuanto a la economía, expertos advierten que contrario al argumento del presidente, reducir la inmigración legal, tendrá un efecto adverso en ella.

“Si se da ese sistema de puntos en donde el alto nivel educativo es imprescindible, eso nos pega durísimo, porque aquí la mayoría de los inmigrantes no tiene el ‘high school’. Esto plantearía una posibilidad de nunca convertirse en residente permanente”, manifestó Manuel Carvallo, asesor en Sunbright & Money Concepts, una firma de consultoría financiera en Georgia.

Para Carvallo, el proyecto impactaría lo que se conoce como la mano de obra intensiva. “Todo lo que son los trabajos en restaurantes, jardinería, agricultura… son trabajos que requieren mucha mano de obra y de alguna forma el ciudadano norteamericano no está dispuesto hacer”, subrayó Carvallo.

El consultor opinó además que “si toda la economía se va a ese lugar (trabajos que requieren alto nivel educativo), ¿quién va a cubrir el trabajo que otros no quieren hacer? ¿De qué vamos a comer?”, puntualizó.

La opinión es muy parecida para el profesor en Ciencias Políticas de la Universidad de Georgia, Scott H. Ainsworth. “De seguro la economía se impactará. La ‘interpretación estándar’ de todo esto es que esto es la ‘nueva política’. Definitivamente, la agricultura sufrirá, por ejemplo”, indicó.

Sin embargo, Ainsworth dijo que “no debería sorprendernos que el presidente esté impulsando lo que dijo que haría”, mientras agregó que el proyecto deja “más preguntas que respuestas”, finalizó.

Con información de la revista Time, The Associated Press y Agencia EFE.

Read more: mundohispanico.com/ciudades/atlanta-georgia/asi-seria-el-examen-que-tendria-que-tomar-bajo-el-raise-act-para-poder-emigrar-a-estados-unidos

Leave a Reply