News

Del quirófano a la deportación, el temor que aleja a los indocumentados de los hospitales

5r6htrghfg

Isaias Alvarado

Un centro médico de California recibió una visita incómoda en febrero. Funcionarios del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) llegaron al Hospital Mission, en el condado de Orange, para exponer un programa de cooperación que -según dice la agencia- busca proteger “infraestructura importante”.

En esa ocasión, los agentes de inmigración fueron rechazados de inmediato por los directivos del lugar.

Debido a la ansiedad que han generado los operativos migratorios, la presencia de ICE no fue bien recibida y el tema aún es tomado con precaución por el centro médico. “La seguridad del hospital rápidamente determinó que no había una razón médica para que ICE estuviera en el campus (…) y los funcionarios de ICE se fueron inmediatamente y no regresaron”, subrayó un vocero del centro.

Según ICE, la visita al Hospital Mission, en una región habitada por unos 250,000 indocumentados, obedecía a que intentaban implementar allí el Critical Infrastructure Outreach Program, una iniciativa que busca colaboración de organizaciones locales y centros médicos con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ayudándole a identificar actividades criminales y “desarrollar posibles fuentes de información”.

Este programa está en marcha en el condado de Orange desde noviembre pasado.

“Los hospitales representan un ejemplo clave de infraestructura importante”, aseguró a Univision Noticias Virginia Kice, vocera de ICE en Los Ángeles, quien subrayó que “salvo en raras circunstancias” dicha agencia ha realizado operativos en centros médicos, que además considera “lugares sensibles”.

ICE no aclaró a cuántos hospitales de esta región ha visitado durante los últimos meses.

Las citas del miedo

Pero la comunidad indocumentada sigue temiendo que las autoridades migratorias realicen operativos en lugares públicos como hospitales y obtengan su información personal de sus bases de datos. Un ejemplo de esto es que en los últimos meses al menos 500 pacientes de la clínica comunitaria Monseñor Romero de Los Ángeles, que atiende principalmente a inmigrantes, no han acudido a sus citas médicas.

“No les hemos preguntado las razones, pero las fechas nos hacen pensar que se debe a eso (al endurecimiento de las políticas migratorias). Lo que más conocemos es a través de las promotoras, ellas sí han comentado que hay gente que tiene miedo por las acciones ejecutivas de Trump”, dijo a Univision Noticias Lissa Morales, vocera de la clínica.

“Donde se mira la mayoría de casos es en el departamento dental: en marzo hubo una reducción del 15%”, agregó Morales.

Las promotoras son las que ayudan a convencer a la gente a que vayan a sus citas y les aseguran que todos sus datos son confidenciales. Ellas trabajan en las calles, escuelas e iglesias ofreciendo información de salud, por lo que a veces piden los nombres y teléfonos para llamar a complementar su servicio, pero ultimamente nadie quiere darles esos datos porque temen ser identificados por autoridades migratorias.

“A mí me tocó hablar con una señora que tenía su presión alta y diabetes y estaba yendo al doctor, pero que por miedo a las deportaciones ella dejó de ir a sus citas”, contó Chely Yáñez, quien lleva más de cuatro años trabajando en esta labor.

Yáñez cuenta que las personas le dicen todo el tiempo que “han escuchado” que ICE está yendo a hacer redadas a lugares públicos, aunque la dependencia aclara que solo se enfoca en los criminales y que la mayoría de las detenciones ocurren afuera o dentro de sus domicilios, no en lugares sensibles como escuelas y hospitales.

Además, la información sobre los pacientes está protegida por una ley federal establecida en 1996 y que prohíbe la divulgación de los registros médicos, a menos que haya una orden judicial.

Atención sin indagar

Fundada en 1983 por inmigrantes salvadoreños, la clínica Monseñor Romero se ha declarado santuario para que sus pacientes les tengan confianza. Si agentes de ICE se presentan en sus instalaciones, indicó el centro, los recibirían con “varias objeciones”.

“Nos aseguramos de que los pacientes tengan cuidado médico y atención legal”, dijo su directora Ana Grande, quien considera grave el fallar a las citas con un doctor porque se agravan los problemas de salud.

Los hospitales, de hecho, no preguntan el estatus migratorio de los pacientes. En el Mission, ICE no fue en busca de ningún paciente en febrero, aclararon sus directivos.

“Es fundamental que todos los miembros de la comunidad, independientemente de su origen, puedan buscar atención médica esencial, sin dudarlo, en un ambiente seguro. Un hospital siempre debe ser un lugar seguro”, insistió el centro médico.

Pero durante la actual administración, ICE ha entrado a lugares inusuales. Hace unos días, agentes de ICE detuvieron a un inmigrante después de que salió de coma, debido al prolongado encierro en un camión de carga en Texas, un incidente en el que murieron 10 personas.

Y desde febrero, distintas organizaciones han reportado sobre los arrestos de ICE en los tribunales, a pesar del reclamo del presidente de la Corte Suprema de California.

Read more: http://www.univision.com/los-angeles/kmex/noticias/indocumentados/del-quirofano-a-la-deportacion-el-temor-que-aleja-a-los-indocumentados-de-los-hospitales

Leave a Reply