News

“Mi papá y otros inmigrantes fueron bajados de un autobús por hombres armados y encapuchados”: hija de un deportado

Un inmigrante que fue deportado de Texas a Nuevo Laredo en México, a comienzos de 2017, se convirtió en víctima de un grupo delincuencial que lo retuvo tan pronto como cruzó el puente internacional, lo llevó a una residencia y lo forzó a contactar a sus familiares en Estados Unidos para que pagaran un rescate.

“Al llegar a la central (de buses) nos interceptaron unas personas ahí y nos llevaron a una casa y pues sepa Dios cuál era… y de ahí pidieron dinero”, dijo la víctima en una conversación telefónica con un periodista de Noticias 45 de Univisión Houston.

La hija de la víctima (que pidió ocultar su identidad por seguridad) dijo que su papá ya había comprado sus boletos y se había subido al autobús, cuando él y otros inmigrantes fueron bajados por un grupo de hombres encapuchados y con pistolas. “Los llevaron a una casa donde pusieron a mi papa a que nos marcará”, dijo la mujer.

lguien perteneciente a un grupo denominado ‘Los Betas’ le habló y le pidió 2,500 dólares para dejar ir a su padre a su lugar de procedencia en México. También le ofreció la opción de pagar 3,500 dólares para volverlo a cruzar a territorio estadounidense y dejarlo en San Antonio, en donde debería pagar 3,500 adicionales para cerrar el trato.

La víctima narró que en la casa a donde fueron llevados, había por lo menos 15 personas más.

Durante cinco días, la hija del deportado estuvo negociando con los secuestradores, mientras recogía el dinero para el rescate. Cuando les informó que ya tenía la suma que le pedían, le dieron el número de una cuenta de banco para realizar la transacción. “El deposito lo hice en Wells Fargo por 2,500 dólares”, dijo la mujer a Univision al tiempo que enseñaba el recibo del depósito.

Cuando los secuestradores confirmaron el pago, el inmigrante fue puesto en libertad y lo llevaron a la central de autobuses donde le compraron su boleto.

“A mi papa le dieron una tarjeta con su foto y una clave y que con eso le aseguraban que ya no lo iban a bajar del autobús”, relató la mujer.

La víctima de este caso recomienda a otros que sean deportados que “no se paren con los famosos Betas, que tomen un taxi y no lleguen a la central”.

Por su parte, la hija del afectado dijo que compartía su historia para advertir a los demás inmigrantes que sean deportados sobre esta realidad. Aclaró que su familia no denunció la extorsión por miedo a represalias.

Un vocero del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) informó a Univisión, a través de un comunicado, que están conscientes de este tipo de actividades por parte de carteles en la frontera sur y pidieron a las víctimas que denuncien estos hechos a la línea 1-866-347-2423.

Read more: www.univision.com/noticias/denuncias/mi-papa-y-otros-inmigrantes-fueron-bajados-de-un-autobus-por-hombres-armados-y-encapuchados-hija-de-un-deportado

Leave a Reply