News

ICE confirma que el gobierno de Trump está reabriendo casos de deportación que fueron cerrados administrativamente

FOTO: GETTY IMAGES

FOTO: GETTY IMAGES

Originally published by Univision Noticias

El gobierno del presidente Donald Trump confirmó este miércoles que está reabriendo en las cortes de inmigración casos de deportación que habían sido cerrados administrativamente.

“La agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) está presentando mociones ante los tribunales –supervisados por la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR)– para volver a reprogramar algunos casos que previamente se habían cerrado administrativamente usando la discreción procesal”, dijo a Univision Noticias Jennifer Elzea, subsecretaria de prensa de la agencia federal.

Elzea agregó que ICE “generalmente revisa” este tipo de casos, y determina si la discreción procesal (prosecutorial discretion, PD) fue “apropiada”.

La discreción procesal, también conocida como discreción procesal de la fiscalía, es una medida que suspende temporalmente una deportación porque la fiscalía considera que el extranjero es de baja prioridad y tampoco constituye una amenaza pública.

Entre el 18 de julio de 2014 y el pasado 31 de enero, por ejemplo, la EOIR cerró administrativamente 14,297 casos de los llamados ‘niños de la frontera’, que llegaron a Estados Unidos en busca de asilo tras huir de sus países a causa de la violencia y la pobreza.

Llamado de alerta

El martes abogados alertaron de que el gobierno de Trump estaba reabriendo casos de deportación que estaban suspendidos. Advirtieron que aquellos inmigrantes que se encuentran en libertad luego que sus casos fueron cerrados por las cortes de inmigración deben estar preparados para enfrentarse a su expulsión de Estados Unidos.

Si su caso de deportación fue suspendido procesalmente hace algún un tiempo y piensa que podrá permanecer en el país sin mayores contratiempos, advirtieron que debe estar preparado para lo peor. Indicaron que cada vez son más los expedientes reabiertos de inmigrantes indocumentados cuya expulsión había sido parada por tratarse de faltas no prioritarias. Eso cambió con la política migratoria del presidente Donald Trump. Ahora puede ocurrir que agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) vayan a buscarlo, lo arresten y reabran su expediente.

“Bajo el gobierno del presidente Barack Obama muchos casos que no eran prioritarios de deportación fueron cerrados procesalmente por la fiscalía, pero después del 25 de enero la política migratoria cambió”, señala Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas.

En esa fecha el mandatario firmó dos órdenes ejecutivas migratorias donde fijó, entre otras medidas, nuevas prioridades de deportación, puso fin a las discreciones procesales y decretó que la inmigración indocumentada era una amenaza a la seguridad pública y nacional.

“En el gobierno anterior, cargos insignificantes como multas de tránsito no era consideradas como prioridad de deportación, pero ahora están reabriendo los expedientes para continuar con los casos de deportación”, advierte Barrón.

Todos en la mira

Las órdenes ejecutivas migratorias de Trump colocaron en la mira a los 11 millones de indocumentados, en particular los que tienen antecedentes criminales, y entre ellos los que están libres “y sus casos fueron detenidos procesalmente”, dice Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, y colabora frecuentemente con el Noticiero Univision.

“Ahorita estamos viendo que ICE está yendo a detener a personas que tenían sus casos cerrados, que ya no tenían que presentarse en la corte y tenían algún tema criminal en el pasado”, agrega. Pero bajo las nuevas normas dictadas por el gobierno “están arrestando personas y reabriendo los casos de deportación”.

Hernández apunta que las preocupaciones se centran en que el gobierno está buscando a personas que no cometieron delitos graves, sino a cualquiera que tuvo un proceso y consiguió que la fiscalía y el tribunal suspendiera procesalmente la expulsión porque consideró que no se trataba de una “prioridad” o una amenaza pública.

Qué hacer

Hernández recomienda a los indocumentados que tienen un caso suspendido procesalmente tener en cuenta lo siguiente:

  • Que puede ser detenido por agentes de ICE.
  • Tener listo un abogado en caso que lo detengan y planificar una estrategia para recuperar la libertad cuanto antes.
  • Solicitar una audiencia de fianza.
  • Una vez obtenida la fianza y recuperada la libertad, “deberá seguir su caso de deportación en la corte de inmigración”.
  • Ahora hay más jueces de inmigración. Los procesos (audiencias) son más rápidos que antes.
  • Hay que tener una estrategia para ganar su caso de inmigración.

Si no recupera la libertad

Hernández dice que los inmigrantes cuyos procesos fueron detenidos procesalmente, “califican para una audiencia de fianza”. Pero en caso no lo consigan, “permanecerán detenidos” mientras sus procesos de deportación continúan.
Agrega que “para enfrentar este proceso hay que estar informado”, y que es importante que la familia esté involucrada en este proceso.

“Hay que estar preparado, hay que tener lista una fianza y un abogado que lo va a representar, y saber que ahora se están reabriendo los casos para seguir los procesos de deportación que habían sido detenidos procesalmente. Esas son las nuevas reglas impuestas por el actual gobierno”, advierte.

La tercera semana de mayo Univision Noticias reportó que en los primeros 100 días de Trump en la Casa Blanca (del 20 de enero al 29 de abril), ICE deportó 57,735 indocumentados frente a los 66,484 expulsados en 2016, es decir 8,749 menos.

Pero los arrestos aumentaron un 37.6% en el mismo período. La agencia dijo que en los primeros 100 días de Trump arrestó a 41.318 individuos frente a los 30,028 del 2016.

Los decretos de Trump

Las órdenes ejecutivas migratorias de Trump relacionadas con las ciudades santuario y el muro en la frontera con México, fijaron nuevas prioridades de deportación. Entre ellas se incluye a inmigrantes:

  • Que hayan sido condenados de cualquier delito.
  • Que hayan sido acusados de cualquier delito, cuando dicho cargo no haya sido resuelto.
  • Que estén sujeto a una orden final de deportación, pero no han cumplido con su obligación legal de abandonar Estados Unidos.
  • Que a juicio de un funcionario de inmigración supongan un riesgo para la seguridad pública o nacional.

Trump decretó además que la inmigración indocumentada es una amenaza a la seguyridad pública y nacioonal de Estados Unidos.

Read more: www.univision.com/noticias/inmigracion/ice-confirma-que-el-gobierno-de-trump-esta-reabriendo-casos-de-deportacion-que-fueron-cerrados-administrativamente

Leave a Reply